lunes, 19 de agosto de 2013

San Jerónimo en su gabinete

        Alberto Durero llevó a cabo una representación de “San Jerónimo” por medio de la técnica del grabado al buril

"San Jerónimo". 1514.  247*188mm

      Podemos decir que esta imagen se caracteriza por una multiplicidad de símbolos iconográficos. Es sólo una hipótesis, pero podríamos decir que San Jerónimo simboliza la teología y la vida contemplativa del monje que logra la sabiduría mediante el estudio y la meditación. En la obra podemos apreciar a San Jerónimo sentado detrás de su escritorio; sobre el escritorio, podemos ver una cruz, una calavera cerca de la ventana, dos objetos asociados entre si con los temas de la resurrección y la muerte, digamos que una especie de “tira y afloja” que desencadena la cuestión de si finalmente ganará la muerte o la vida.

"San Jerónimo". Alberto Durero. Detalle


       Al fondo de la pintura aparece un león, asociado a la iconografía de San Jerónimo, y como rasgo común de las obras de Durero, un perro simbolizando lealtad. Es increíble la fidelidad a los detalles, rasgo común de la obra de Durero así como pequeños temas que atrapan la mirada del espectador. También es notable el cuidado estudio de la perspectiva, un aspecto importante entre los artistas renacentistas y muy desarrollado por Durero en gran parte de su obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario